¿CÓMO TE PODEMOS AYUDAR HOY?

No hay un mejor momento establecido para comenzar a ahorrar, pero la respuesta es muy sencilla: ¡Cuanto antes mejor! Por eso, es responsabilidad de los padres inculcar y fomentar en sus hijos el hábito del ahorro desde temprana edad. A partir de los 4 años en adelante los niños pueden empezar a comprender de dónde surge el dinero, cómo se gana y cómo aprovecharlo mejor. 

Las compras compulsivas se definen como “el arte de comprar lo que no se necesita con dinero que no se tiene”. Y una de las maneras de controlar este trastorno es que la próxima vez que sientas deseos de comprar algo te hagas las siguientes preguntas: ¿realmente lo quieres y lo necesitas?, ¿cómo te sientes? y ¿puedes realizar este gasto? Si aun respondiendo estas preguntas observas que es muy difícil controlar la situación, es importante saber que existen tratamientos y métodos terapéuticos para combatir la ansiedad por las compras. Como cualquier trastorno, es necesario identificar el problema, asistir donde los especialistas y tener un fuerte deseo por superar estos hábitos. Así evitarás repercusiones económicas, legales y familiares.

Más información. 

Un presupuesto financiero es de gran utilidad para adecuar tus ingresos a tus necesidades de consumo, hacer rendir más tu dinero y lograr tus metas de ahorro, además te ayudará a saber de cuánto dinero dispondrás durante el año y podrás hacer planes a futuro. No importa que inicies con una cantidad pequeña, lo importante es dar el paso e incrementar poco a poco el monto hasta llegar a la meta trazada.

Más información. 

Como todo proyecto en la vida, el trabajo en equipo es fundamental para que los objetivos se logren. Por esta razón, en temas de ahorro piensa que no estás solo: ni a la hora de ahorrar, ni a la hora de gastar.  Por eso te recomendamos estas tareas para lograr un excelente ahorro en familia: 

  • Involucra al resto de tu familia en cualquier iniciativa de ahorro.

  • Asígnate a ti y a cada miembro de tu familia una cantidad de dinero semanal.

  • Lleva poco efectivo en tu bolsillo.

  • Cuando vayas a comprar lleva una lista de compras y ajústate a ella.

  • Compara precios.

  • Planifica las compras importantes.

 Más información.

Un buen ahorrador hace compras inteligentes y evita gastos innecesarios. Para que seas un buen ahorrador debes tener las siguientes características:

  • Visualiza una meta. 

  • Identifica tus datos. 

  • Elimina gastos innecesarios.

  • Paga tus deudas.

  • Haz compras inteligentes.

  • Reduce el consumo de servicios.

  • Comienza tu alcancia.

  • Gasta menos de lo que ganas.

  • Ahorra para tu retiro.

Más información. 

Con el Seguro puedes cubrir riesgos de muerte e invalidez; enfermedades o accidentes catastróficos, entendidas como aquellas que por su costo impactarán de manera importante el patrimonio personal y/o familiar. También existen seguros que, además de tener un capital asegurado, te permiten ahorrar y proteger tu patrimonio. Las posibilidades de combinar seguros son variables: puedes adquirir solamente un seguro de vida, seguro de salud, seguro de vida con ahorro, además de incluir coberturas adicionales de invalidez y accidente.

Más información. 

Elegir el colegio en donde estudiarán tus hijos es una tarea que debes hacer con mucho cuidado, pues de ello dependerá su formación y un futuro exitoso. Es importante que te informes sobre las cuotas de inscripción, colegiaturas, becas, festivales, compra de útiles y uniformes en determinados lugares o servicio de transporte; y realices un presupuesto, de esta manera podrás analizar si el colegio que elegiste está dentro de tus posibilidades económicas. Recuerda que todo objetivo es alcanzable, solo tienes que realizar una planeación financiera de acuerdo a tus ingresos y expectativas, esto evitará que mes con mes te encuentres angustiado pensando cómo pagarás el colegio de tus hijos.

Más información. 

Para asegurar un buen retiro lo primero que debes tener en cuenta es la pensión que te gustaría recibir. Una manera de estimarlo es calculando el 70% de tu sueldo actual, este monto es un buen indicador del ingreso que necesitarás al momento de tu jubilación.  Si con tu ahorro obligatorio en la AFP no alcanzas el monto que deseas, evalúa otras alternativas de ahorro voluntario, como el APV (Ahorro Previsional Voluntario). El ahorro voluntario permite lograr una mejor pensión al momento del retiro. Mientras antes comiences a ahorrar, mejor. La idea es que desde el momento que empieces a trabajar destines parte del dinero ganado al ahorro de la pensión. 

Más información. 

Tú eliges el tiempo que podrías tener rentando tu dinero. Y qué dilema, pues seguro que quieres invertir, pero no sabes qué plazo te conviene más a la hora de hacerlo. Primero que todo, paciencia. Palabra breve pero importantísima a la hora de invertir.
Como marco general, y solo tómalo como referencia, en inversiones el corto plazo sería un periodo de meses hasta máximo un año. Mediano plazo sería un periodo entre 2 y 5 años, y largo plazo sería cualquier inversión de más de 6 años.
Haz tu tarea financiera, conoce el producto, conoce los costos del producto, analiza los riesgos, lee las condiciones de cada instrumento de inversión y, como dice el refrán, no pongas todos los huevos en la misma canasta. 

Más información. 

El presupuesto es un plan de operaciones que sirve para cumplir los objetivos durante un tiempo estimado; es la planeación de lo que quieres conseguir en el futuro y el dinero que tienes disponible.​ Por ejemplo, si una de tus metas es tener el viaje de tus sueños, debes planear cuánto es el costo del hospedaje, cuál es el precio de los pasajes, alimentación, diversión y los posibles gastos que traerán tus vacaciones. El presupuesto te ayuda a controlar lo que ganas, lo que inviertes y lo que puedes ahorrar.

Toma nota para manejar tu presupuesto: 

  • Clarificar cuáles son tus ingresos y con qué frecuencia los recibes.

  • Identificar todos los gastos del día durante los próximos tres meses. 

  • Asegurar que tus gastos nunca sean mayores a tus ingresos.

Más información.