¿En qué consiste este ejercicio?

Consiste en que te propongas con tus hermanos o familia a ahorrar para que en el futuro puedan ayudar a los padres cuando lo necesiten. Reúnete con tus hermanos y conversen sobre cómo les gustaría que fuera la vejez de ellos.

Otros beneficios de este ahorro

Aseguras futuro

Acompañas a tus padres.

Comunicación familiar

Fortaleces la relación entre hermanos.

Fondo común

Programas un ahorro para tus padres.

Calcula la proyección de tu ahorro