Nueva moda femenina: Ahorrar para la pensión

10 de Noviembre de 2017

No son los últimos estilettos, ni el labial más centellante ni tampoco el corte de cabello impuesto por la it-girl del momento…la última moda entre las mujeres de Latinoamérica es ahorrar para su futuro. Sabemos, por estudios recientes como “Ahorro Latam 360” realizado por SURA en 2016, que son las mujeres – en un 41% - las que promueven el ahorro familiar. Sin embargo, la moda de ahorrar para su propia pensión no se luce tanto.

Es un hecho que las mujeres viven más que los hombres, tienden con más frecuencia a pasar largos períodos sin trabajar de manera remunerada y, al menos en nuestras sociedades latinoamericanas, también ganan menos en promedio. Cuando ahorran, lo hacen para la familia, la vivienda propia o para los imprevistos, siempre pensando en la familia. Así las cosas, la realidad no resulta favorecedora. 

Sin embargo, el horizonte puede cambiar gracias al ahorro, o mejor dicho, gracias a algunos instrumentos de inversión que ayudan a sacarle rentabilidad al dinero. De esta manera, por muy poco que parezca hoy, ese dinero invertido con atención por largos periodos – ya que estamos pensando en la futura pensión – puede dar buenos frutos.

Sabemos que las maneras de invertir/ahorrar varían en cada país, así es que a continuación daremos algunas ideas de ahorro basados en los instrumentos, productos o mecanismos que existen en Latinoamérica. Seguro hay uno perfecto para cada mujer.

Para las que ya están ahorrando para su pensión: APV 

¿Dónde se encuentra? Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Uruguay.

APV  son las siglas de Ahorro Previsional Voluntario. Como lo sugiere su nombre, es un ahorro por sobre lo que se cotiza obligatoriamente en la administradora de fondos de pensiones, con el propósito de incrementar la pensión. Además de ayudar a la pensión descontando impuestos (exención tributaria, se vuelve atractivo porque el monto mínimo o máximo es voluntario y se pueden hacer aportes mensuales o, en algunos países, fijar un Pago Automático a través de la cuenta corriente. Es 

Además, en Chile, la administración de estos ahorros puede hacerse no solo en las AFP sino en bancos, administradoras de Fondos Mutuos, de inversión o compañías de seguros.

Para las que prefieren diversificar el riesgo: Fondos Mutuos 

¿Dónde se encuentran? En todo el mundo.

En el mercado financiero actual hay tantos tipos de Fondos Mutuos como colores de labiales. Y no es exageración. La variedad viene dada por el nivel de riesgo y el tiempo que los dejemos “rentando”. Eso convierte a los Fondos Mutuos en un excelente instrumento de ahorro para las mujeres. Hay que elegirlos sin miedo a palabras como diversificados (significa que no ponen todo tu dinero en un mismo saco) ni mercados (básicamente se refiere a países, diferenciando emergentes, latinoamericanos, etc). Tienes mucho de donde elegir y puedes cambiarte sin esperar largos periodos (eso lo eliges tú y va anclado a la rentabilidad que podrás obtener). 

Así es que, aunque están pensados para el futuro, tienen margen de corrección o de cambio hacia fondos más o menos conservadores o también dan la oportunidad de aumentar el monto y con eso cambiarse a fondos que den más rentabilidad. Todas las opciones están disponibles. 

Para las que quieren empezar a ahorrar, pero atender imprevistos:  Seguros de vida con ahorro

¿Dónde se encuentran? En todo el mundo.

Hay variedad de seguros que combinan educación de los hijos, sobrevivencia del cónyuge, accidentes u hospitalizaciones, pero aunque estamos pensando en la pensión a futuro, si queremos igualmente cubrir una eventualidad la recomendación es buscar seguros que sean flexibles: que tengan una cuenta de ahorro asociada al seguro, el mismo que será administrado por la compañía que contraten. 

Entonces, no prestar toda la atención al costo del seguro si no a la “componente dotal”, pues debe ser flexible para que puedan administrar las inversiones sin pagar penalidades, más allá de las legales, por retirar fondos.

Para las que necesitan hacerse el hábito de ahorrar: Págate un sueldo mensual

¿Dónde se encuentra? En todo el mundo.

A veces, hay que distraer al cerebro… y a la cartera. La idea de “pagarte” un sueldo mensual o quincenal, es que poco a poco ejercites el hábito de ahorrar. Cuando te autoimpones un sueldo (el monto no debe ser ni tan pequeño que no rinda para nada, ni enorme que te cree dolores de cabeza) poco a poco, ese dinero “se borrará de tu mente” demostrándote que sí eres capaz de ahorrar. Con el tiempo también podrás aumentar paulatinamente el monto del “sueldo”.  Cuando hayas acumulado una buena cantidad, puedes pensar en tomar alguno de los consejos que hemos dado aquí como ahorrar en un fondo mutuo, un seguro de vida con ahorro o un APV.

Consejo final para jóvenes 

El último consejo va dirigido a las más jóvenes y las que comienzan a trabajar: No importa el tipo de ahorro que elijan, mientras empiecen a ahorrar desde jóvenes. Mientras antes empiecen, mucho mejor.

Recuerden que la pensión vendrá de la suma de todos los aportes, más la rentabilidad.  Por ejemplo, para una persona que ahorra desde los 30 años y que se jubila a los 65,  el monto de pensión podrá depender principalmente (entre el 70% y 80%) - de la rentabilidad que haya tenido en todo ese tiempo, y solo el 20% ó 10% de los aportes o ahorro directo que haya realizado​.

Ahorro Adolescentes
Ahorro Adulto
Ahorro Jóvenes